Benfica

Una exhibición de campeones

Posted on Actualizado enn

El Benfica regala a sus alumnos del Complejo Alcántara de Badajoz entradas para el próximo encuentro que se disputará el 9 de marzo frente al Estoril en el Estadio Da Luz. Los más pequeños tendrán la oportunidad de jugar antes del encuentro frente a miles de aficionados de ambos equipos.

“Es una oportunidad única para ellos, tenemos mucha ilusión. Habrá muchas personas importantes del fútbol portugués ese día y es bueno que vean a las jóvenes promesas de Badajoz”, comenta el Director Comercial y de Márketing de la escuela, Felipe Dos Santos.

No será la primera vez que el club lisboeta organice una excursión a Portugal para que los pequeños conozcan las instalaciones del equipo. Ya lo hicieron el 23 de octubre para ver el partido de Champions frente al Olympiacos que terminó con empate a 1 y fue una experiencia muy enriquecedora tanto para los alumnos de la escuela, como para sus padres y entrenadores.

DSC_1456
Partido de Champions Benfica-Olympiacos.

La huella de Mou en la metodología benfiquista

Posted on Actualizado enn

No se sabe si fue Mourinho quien dejó huella en la forma de entrenar del Benfica después de pasar  la temporada 00/01 trabajando en el club lisboeta, o fue éste el que cambió las formas de entrenar de José Mourinho, pero el caso es que ambas metodologías de trabajo son similares.

Tanto para José Mourinho, como para el Benfica, lo importante a la hora de prepararse para un partido son las acciones que realmente se van a suceder, y por lo tanto, sus ejercicios de entrenamiento eliminan actividades que no desarrollen las capacidades reales de los niños, como los tradicionales rondos o tiros libres, y las reemplazan por situaciones con las que realmente se pueden encontrar a lo largo del encuentro.

Como explica el propio José Mourinho en ‘Liderazgo Mourinho‘ de Luís Lourenço: “Tú puedes ser un padre que manda o puedes ser un padre que orienta. Ahora lo que sucede es que, hoy en día, cualquier padre intenta que su niño desarrolle el aprendizaje por sí mismo, que descubra las cosas solo y no a fuerza de obedecer a sus órdenes. Cuando uno manda, en realidad lo que está haciendo es castrar. Pongamos que estoy jugando con mi hijo a buscar tesoros. Yo pienso que lo mejor será no decirle donde está escondido el tesoro, para que el juego no pierda su eficacia, no sólo como actividad de ocio, sino también educativa. Debe esforzarse por encontrar el tesoro, debe hacer todo lo posible para ir encontrando, poco a poco, las pistas necesarias para encontrarlo. Cuando lo encuentre, tras acumular y relacionar las pistas que le he ido dando, se sentirá mucho más feliz por haberlo hecho solo y que sin yo le haya dicho dónde estaba. De haberlo hecho yo al principio, hubiera castrado toda una serie de competencias que seguro, en más o menos tiempo, acabarían por llevarlo al tesoro por sí mismo, y además lo hubiera impedido de dar un paso más en pos de su formación como ser humano. Ahora, trasponiendo esta noción a mi trabajo, no quiero castrar, por el contrario, quiero desarrollar capacidades, ya sea individual o colectivamente. Por consiguiente, yo no mando, guío, y desde mi punto de vista, orientar es una labor que acepta una cierta flexibilidad en los comportamientos y también de pensamiento, y así los jugadores no se sienten esposados, sino relativamente libres. Por el contrario, si están esposados no salen del mismo sitio, pues están dominados por alguien. Y cuando ese alguien decide sacarles las esposas, ellos se sienten perdidos y no saben qué hacer. Esa es la razón por la que prefiero prepararlos para ser autónomos tanto en sus vidas como en el campo, donde tienen 90 minutos de autonomía por semana, durante los cuales mi acción es realmente limitada. En ese momento tienen que tener el poder para decidir, y efectivamente ejercer ese poder. Deben tener la capacidad creativa y tener la oportunidad de crear. Esto no se consigue con esposas y, por ello, me limito a guiarlos y a propiciar, al mismo tiempo, las condiciones ideales para que desarrollen sus capacidades a nivel individual y colectivo”.

liderazgo-mourinho-img543-4

Esta forma de trabajo ha sido remarcada por los directivos del club portugués a los entrenadores de la Escuela de Fútbol Benfica Badajoz, que enseña a los más pequeños estas características formas de aprendizaje. Para ello utiliza una serie de programas de lo más innovadores en la ciudad pacense.

Para los niños y niñas de entre 3 y 5 años existe el ‘Baby School’, programa dirigido a estimular las capacidades cuando las aptitudes de asimilación están en el auge. En este caso el trabajo se basa en ejercicios y juegos neuromotores donde el principal protagonista es el balón.

La EF Benfica Badajoz también cuenta con un equipo técnico que graba varios partidos de un jugador y lo introduce en un software, analizando una a una, todas las jugadas del partido donde interviene, las clasifica por conceptos, las estudia, las compara y saca sus conclusiones.

Con la Academia de Porteros el alumno desarrolla un método de entrenamiento único y que ofrecerá resultados extraordinarios. Todas las horas de entrenamiento están dedicadas a las distintas facetas del portero, con un programa y una atención tan personalizada que la mejora de un cancerbero es excelente desde el comienzo.

En la Sala de entrenamiento funcional y propioceptivo, única en la ciudad, se ofrece un entrenamiento específico e individualizado donde el jugador podrá desarrollar y mejorar no sólo su condiciones tácticas, sino también las físicas y psicológicas. Debido a la importancia que tiene este tipo de entrenamiento y del que carecen todos los jugadores de los diferentes clubes de la ciudad, la EF Benfica Badajoz pone a disposición de sus equipos un amplio espacio totalmente equipado con todo lo necesario (Bosu, Fitball, TRX, Plataformas pliométricas…) para llevar a cabo dichos entrenamientos. Además, ese espacio también está destinado al desarrollo de las habilidades visuales, físicas y mentales de cada jugador, consiguiendo de esta forma un entrenamiento integral y más completo.

Por último, para complementar el entrenamiento, la escuela cuenta con un servicio de fisioterapia, de psicología deportiva y clases de apoyo escolar, estas últimas para todos aquellos niños que la soliciten.

El Benfica aterriza en Badajoz

Posted on Actualizado enn

Una de las líneas maestras que se están siguiendo desde la Dirección General de Deportes del Gobierno de Extremadura es la apuesta por el deporte base, por el trabajo pormenorizado en este ámbito, surgiendo en los últimos meses en la región algunas escuelas deportivas y clubes que lo ponen de manifiesto.

Un ejemplo es el que ha unido al Benfica con el Complejo Deportivo Alcántara de Badajoz con el objetivo de potenciar el fútbol y ampliar la red de escuelas deportivas fuera del territorio luso, convirtiéndose la Escuela de Fútbol Benfica Badajoz en la primera que el club gestiona en otro país.

“Esta fusión nace cuando desde la Gerencia del Club Deportivo Alcántara presentamos el proyecto de la Escuela de Fútbol Cuidad de Badajoz a la coordinación de la Red de Escuelas Generación Benfica del Sport Lisboa e Benfica“, explica emocionado el director comercial y de marketing del Complejo Alcántara, Felipe Dos Santos. A4Badajoz(esp.)

En ese momento el club “lisboeta” se interesó por el proyecto y propuso al complejo que avanzaran en conjunto, creando la primera escuela Generación Benfica del Sport Lisboa e Benfica para operar en España.

firma convenio
El Director de las Escuelas Generación Benfica, Miguel Reis, junto al dueño del Complejo, Eloy Guerrero, durante la firma del convenio.

La Escuela nace como una idea de futuro, con el objetivo de potenciar la practica del fútbol, a través de unos servicios únicos, así como las relaciones entre Extremadura y el país vecino.

El equipo directivo está encabezado por David Cortés Hernández, Jesús Mª Gutiérrez Fernández y Javier Sáez Casado, todos ellos con Titulación Nacional de entrenador de fútbol. Cuentan con más de 13 años de experiencia en la formación y educación de niños en el fútbol base de la ciudad, ya que han entrenado cada uno de ellos en numerosos clubes de diferentes categorías. Ahora, al fusionarse con el Benfica, también tendrán la oportunidad de continuar formándose en la sede del club en Lisboa.

Filosofía de la Escuela

En la E.F. Benfica Badajoz, el protagonista es el niño, por ello disfruta de todos los medios y recursos humanos y materiales para que realice la práctica deportiva en un ambiente disciplinado y familiar que le motive a trabajar y superarse día a día.

DSC_1420
Vestuarios del Complejo Alcántara con la imagen de Rodrigo, español sub21 que juega en las filas del equipo lisboeta.

Cuentan para ello con una didáctica de calidad, profunda y sólida que distribuye sus contenidos en ciclos formativos extensos con el fin de adaptar la enseñanza al proceso de desarrollo del jugador. Impulsan una enseñanza adaptada a las cualidades del futbolista dando importancia a la educación en valores, la autoestima, disciplina, esfuerzo, solidaridad y respeto.

El trabajo de la escuela gira sobre una metodología global, puesto que para que un aprendizaje sea efectivo y duradero, es necesario que las actividades a realizar impliquen la globalidad de las capacidades del niño (físicas y mentales). Pero sin menospreciar el método analítico para según qué niveles y necesidades.

“Lo importante no es encontrar el diamante, sino saber tallarlo”. Con estas palabras define Felipe Dos Santos el trabajo de la escuela.

Las instalaciones de la E.F. Benfica Badajoz cuenta con 2 campos de fútbol once de césped natural, 1 campo de fútbol siete de césped natural y una pista de fútbol cinco. Además de amplios vestuarios, cafetería y zona de descanso para familiares.

DIGITAL CAMERA
Campos de fútbol del Complejo Alcántara

Las “águilas” luchan por ser líderes en la formación de jóvenes promesas

Posted on Actualizado enn

En Portugal el Sport Lisboa e Benfica fue pionero en las escuelas de fútbol. La escuela presente en el Estadio la Luz es la mayor del país luso y cuenta actualmente con un número cercano a los 1200 atletas, lo que convierte al Benfica en uno de los clubes líderes en la formación de jóvenes. Ahora sus objetivos en educación futbolística pasa de las fronteras portuguesas y llegan a España, concretamente a la Escuela de Fútbol Benfica Badajoz situada en el Complejo Alcántara.

Sin-título-300x150

El número de atletas en formación de Lisboa es mucho mayor que el de clubes españoles como Real Madrid o Barcelona por la forma de organización de las competiciones en ambos países, como señala el director comercial y de marketing del Complejo Alcántara, Felipe Dos Santos.

“En Portugal las escuelas no compiten entre ellas, no hay ligas para los más pequeños, de ahí que se puedan inscribir todos los niños que quieran, siempre que sean aceptados, pero sin tener que poner un número máximo. Aquí ese número máximo sí existe porque todos los niños tienen que competir en sus diferentes categorías”.

Las 27 escuelas del Benfica en el país luso inician a los jóvenes de los 3 a los 16 años, en la práctica del fútbol, analizando siempre la voluntad del atleta en practicar esta modalidad, la ocupación de los tiempos de ocio o la eventual persecución de una carrera en este deporte. A este número hay que sumarle la situada en el Complejo Alcántara de Badajoz, que aún no aparece en la foto porque está a la espera de realizar la presentación oficial.

untitled (2)

Este club es uno de los más importantes en el país vecino y bastante conocido en todo el mundo. Caracterizado por las águilas del Estadio La Luz, el Benfica conquistó 32 títulos de Campeón Nacional, 24 Copas de Portugal, 4 Supercopas y 2 Copas de Campeones de Europa. Sin embargo, el ambiente altamente competitivo del fútbol nacional e internacional y la situación económica impone nuevas exigencias de orden deportiva, tanto en la gestión del Club, como en la proyección de su imagen. En este contexto la formación asume un papel prioritario.

Sebastián Cruzado, más conocido como ‘Chano’, fue el primer español que defendió los colores benfiquistas desde 1999 hasta 2001, año en el que se retiró, por su experiencia habla con claridad sobre el interés en la formación del conjunto portugués y su apertura al mercado español.

“Fuí el primer español que jugó en el Benfica, después llegaron Carlos Marchena y Tote. A los españoles nos trataban muy bien y fue una experiencia muy enriquecedora. En aquella época ya se cuidaba muy bien la cantera, lo que hizo que tuviera el placer de ver el debut de Maniche y Miguel, que jugó más tarde en el Valencia. El estilo del club, por lo menos antes, era el de intentar fichar a buenos jugadores pero sin descuidar nunca a las jóvenes promesas benfiquistas” cuenta Chano.

Actualmente la entidad tiene un contrato de preferencia sobre los jugadores que destaquen en la escuela de Badajoz, por lo que puede hacerse con sus derechos una vez que éstos jugadores cumplan los 17 años.

“A los jóvenes de la cantera, especialmente a los que se preparan en la nueva escuela, les recomendaría disciplina, esfuerzo, humildad y ganas de aprender. No hay ningún secreto para alcanzar el sueño de jugar en el primer equipo, sólo trabajo, trabajo y trabajo. Tampoco veo nada extraño que quieran ampliar su cantera fuera de las fronteras lusas. Cuando yo estaba en el equipo jugamos en diferentes partes del mundo y había muchos aficionados del Benfica, no es de extrañar que muchos quieran aprender con sus métodos”, aclara Chano Cruzado.

El fútbol portugués apuesta por los jóvenes atletas pacenses, y desde el Complejo Alcántara, trabajan para que alguno de sus alumnos consiga jugar en el Benfica dentro de unos años. Lo que potenciará, sin duda, la imagen del fútbol en la ciudad extremeña.