LSI

¿Existe un marco regulatorio en materia de redes sociales?

Posted on Actualizado enn

Actualmente no existe una norma que hable de redes sociales, aunque tienen su propia legislación de manera analógica sobre elementos del pasado que se asemejan a las redes sociales.

En 2009, un Grupo de trabajo emitió el Dictamen 5/2009 sobre las redes sociales en línea. Este documento hace referencia a la primera definición de las redes sociales:

“Son servicios de la sociedad de la información.”

Por lo tanto, las redes sociales aparecen en la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico, la Ley 34/2002. Este es su marco regulatorio principal.

El artículo 21, referente a la protección de datos, hace referencia a los tres requerimientos jurídicos para que una plataforma sea considerada red social:

Imagen

1. El usuario debe poder generar su perfil en línea.

2. El usuario debe tener la posibilidad de compartir contenido en línea.

3. El usuario debe tener la posibilidad de interactuar con otros usuarios.

De esta forma, desde el punto de vista jurídico, Wikipedia sería considerada una red social.

Determinar a qué tipo de operadores se aplica la LSI no es tarea fácil. Los artículos 2, 3 y 4 nos definen los tipos de prestadores que estarán sujetos a esta normativa de aplicación en España.

  • Artículo 2: aquellas plataformas con sede en España que presten sus servicios a ciudadanos en España deberán someterse a la legislación española.
  • Artículo 3: aquellas plataformas con sede en la Unión Europea que presten servicios a ciudadanos en España deben someterse a la legislación española.
  • Artículo 4: los prestadores con sede fuera de la UE y que presten servicios a los ciudadanos en España deben someterse a la legislación española.

Sin embargo, una cosa es lo que dice la legislación y otra la realidad. En España por ejemplo existe una protección de datos para los menores de 14 años (no se pueden abrir un perfil de Tuenti sin consentimiento de sus padres o tutores legales), pero los prestadores extranjeros no se someten a esta normativa. La legislación es obsoleta y local.